Una familia en Qatar

H.

LA DIÁSPORA

Hace siete años que este matrimonio pamplonés y sus tres hijos viven en Doha, la capital de Qatar. Él es piloto de avión y ella, técnica de Cinfa en excedencia

ion stegmeier

Diario de Navarra

Cuando José Luis Catalán comenzó su carrera en la aviación, hace veinte años, Qatar era otra cosa. Las fotos muestran pequeñas poblaciones con casitas bajas entre el desierto y el mar, en el mismo lugar donde hoy los rascacielos compiten en pirotecnia arquitectónica. La capital, Doha, no llegaba a los 300.000 habitantes; hoy, su área metropolitana se acerca a los dos millones.

Catalán empezó a progresar en la aviación a la par que su actual país de residencia: pasó de carga en pequeños aviones turbohélice a aviación ejecutiva en pequeños jet y, más tarde, vuelos de pasajeros en compañías nacionales, con base primero en Barcelona y luego en Finlandia. Hasta hace siete años, que se le planteó la opción de instalarse en Oriente Medio. Allí se marchó con su mujer y su incipiente familia -hoy tres hijos-, por un lado por las condiciones laborales y el crecimiento profesional, pero sobre todo, asegura, por “la oportunidad de vivir la experiencia y darles la posibilidad a los niños de una aventura de vida incomparable”, explica. Ahora mismo ejerce de comandante en un Boeing 777 de Qatar Airways, lo que le mantiene entre 10 y 15 días al mes fuera de casa. Su mujer, Ainhoa Jiménez, técnica de Cinfa en excendencia, se ocupa de la familia y aprovecha mientras tanto para empujar con el inglés.

Viven cómodos, en una zona residencial, y han creado un gran vínculo en la gran comunidad española. “Ya somos una pequeña familia en la que nos apoyamos en los momentos más duros”, señala Ainhoa Jiménez, aunque también se relacionan con gente de muchas otras nacionalidades.

Sus hijos, por ejemplo, van al colegio británico junto con niños ingleses, árabes, americanos o australianos. De hecho disfrutan esa mezcla. “Nos gusta probar las miles de cocinas distintas en restaurantes de mil lenguas, pasear por el zoco y perdernos entre sedas y aromas de oriente”, apunta Catalán. Eso sí, desde la primera vez que fueron gran parte de su equipaje está compuesto por pimientos, espárragos, verduritas de la huerta del padre de Ainhoa y otras delicias de Navarra.

Lo más duro es el calor. “Aquí hay dos estaciones, un corto invierno que dura un par de meses, con 20-25 grados y lluvias muy escasas, y un verano eterno, con picos de temperatura de 50 grados en julio y agosto”, explica Ainhoa Jiménez. Las tormentas de arena son otro de los fenómenos meteorológicos más sorprendentes: “La visibilidad se reduce drásticamente y apenas se puede respirar, ese día se queda uno en casa y hasta los colegios se suspenden”, añade la navarra.

Doha es una ciudad extraordinariamente cara para el día a día, existe una tremenda inflación que se nota sobre todo en el alquiler de vivienda

Y mientras tanto, el país sigue creciendo aceleradamente, con coches de lujo, tiendas de ropa cara, casas inmesas, hoteles y resorts de 6 estrellas. Qatar es la segunda reserva mundial de Gas Natural. “Doha es una ciudad extraordinariamente cara para el día a día, existe una tremenda inflación que se nota sobre todo en el alquiler de vivienda (un apartamento de unos 120 m2 son unos 3.000 euros al mes) y la cesta de la compra (casi todo se importa y es alrededor de un 50% más caro como media que en España)”, apunta José Luis Catalán. En el otro lado de la balanza, un litro de gasolina cuesta 30 céntimos.

“Se nota el esfuerzo que están haciendo por mostrar una imagen de modernidad y prosperidad al mundo, y el Mundial de fútbol de 2022 estoy seguro que tiene mucho que ver”, apunta el piloto. “La rivalidad cultural, sociológica y ahora también política con países vecinos, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos sobre todo, también favorece ese impulso”, añade.

¿El futuro? No se lo plantean ahora mismo pero algún día les gustaría volver a casa. “Después de ser madre tres veces empiezo a sentir la necesidad de recuperar mi vida laboral”, admite Ainhoa Jiménez, aunque valoran muy positivamente esta aventura en el Golfo Pérsico.

Sobre el país

Población y superficie. 2.641.669 habitantes, en 11.586 kilómetros cuadrados.

Moneda y coste de la vida. Riyal catarí (un riyal equivale a 0,24 euros). Clima. Desértico. Entre abril y noviembre las temperaturas máximas superan los 30 °C, entre junio y agosto, los 37 °C. La sensación térmica es aún mayor debido a los valores de humedad relativa.

Idioma. Árabe e inglés.

Tasa de paro. 0,1%.

DNI

Nombre. Ainhoa Jiménez Urbiola

Fecha y lugar de nacimiento. 19 de diciembre de 1974, Pamplona.

Estudios. Sociología en la UPNA.

Profesión. Técnica de acondicionado en Laboratorios Cinfa, actualmente en excedencia.

Hermanos. Hija única.

Padres. Hilario Jiménez Morales, jubilado, y Feli Urbiola Campos, jubilada.

Nombre. José Luis Catalán Sánchez

Fecha y lugar de nacimiento. 23 de octubre 1976, Pamplona.

Estudios. Escuela de pilotos TADAIR, Barcelona.

Profesión. Piloto de líneas áreas. Comandante en Qatar Airways. Boeing 777.

Hermanos. Cuatro, de 44, 17, 16 y 8 años.

Padres. Carlos Catalán Sánchez, restaurador y marchante de arte, y Mariángeles Sánchez Escalera, esteticista.

Hijos. Ainhoa Jiménez y José Luis Catalán están casados y tienen tres hijos: Íñigo (8 años), Álvaro (6) y Guillermo (1).

TE RECOMENDAMOS