Refrendando estilo

H.

NOELIA GORBEA / DIARIO DE NAVARRA

Somos una precisa mezcolanza de decisiones. Un hilván de alternativas, a veces tan opuestas, que para desvelarlas sería necesario zurcirlas a un patrón de absoluta confianza. La misma que atesora el diseñador de moda Mikel Colás San Martín (Pamplona, 1987). Con un simple gesto es capaz de discernir, entre todos esos blancos impolutos que brillan estos días, aquellos detalles que desvelan lo más íntimo de quien los porta.

La elegancia del nudo en un pañuelo rojo, el doblez de los cuellos de una camisa o la manera de enlazar la faja son particularidades suficientes para que Colás certifique lo interesante del saber entender. “La base de la indumentaria es para todos la misma: vestir de blanco. Lo divertido es cómo cada uno le da su toque personal. En esos detalles vemos cosas muy interesantes”, reitera sonriente. De hecho, aunque San Fermín se define a sí mismo por una paleta bicolor, lo cierto es que cada acto memoriza su propio código. “No es lo mismo ir vestido para los toros a sol que a sombra, para la procesión o el almuerzo”, dice.

Pamplonés al natural, quien presenta desde hace cuatro años sus colecciones en la Fashion Week de Madrid es consciente de los vínculos que le acompañan. Sentir los Sanfermines es intrínseco a la persona que vive la fiesta. Más, cuando se atesoran experiencias en un baúl que contornea el inicio del verano. “Estos días son un punto de encuentro social, de celebración, de amigos, amigas...”, indica en un listado que se extiende infinito.

Quizá por ese símbolo enfocado a lo más eterno, la plaza consistorial asciende en la escala donde prevalecen sus favoritos. “El Ayuntamiento es el protagonista del cartel de este año. Aquí comienza y acaba todo. Muchos de los actos transcurren en este punto, además el día del chupinazo, que es mi favorito”, esgrime un profesional que aboga por perfeccionarse en colecciones de líneas sencillas, pequeños detalles y “calidad” en los tejidos.

Ahora, con la mente puesta en el décimo aniversario de la creación de su firma (2010), Mikel adelanta que habrá sorpresas. “La moda se resume a una serie de prendas que utilizamos para vestir nuestro cuerpo. En la selección de ellas buscamos nuestra manera de comunicarnos hacia los demás. Es una herramienta más que nos define”, entiende quien quiere seguir dando pasos en ese sueño que le completa.