Piden hasta 39 años de cárcel a tres hombres por pagar a menores por sexo

H.

El principal acusado, agente de Policía Nacional, grabó uno de los encuentros e hizo fotografías

GABRIEL GONZÁLEZ

Diario de Navarra

La fiscal pide entre 13,6 y 39 años de cárcel para tres hombres por mantener relaciones sexuales con dos menores de 13 y 14 años a cambio de dinero y tabaco. Uno de los acusados, agente de la Policía Nacional, grabó algunos encuentros sin el conocimiento de los menores y fotografió a uno de ellos desnudo, de ahí que la petición de cárcel para él sea la mayor de los tres.

Este policía, de 59 años, contactó en septiembre de 2016 con un menor a través de una plataforma de contactos sexuales vía internet. Por este medio, ambos quedaron en conocerse y acordaron mantener relaciones sexuales a cambio de dinero. El menor tenía entonces 14 años, y el adulto lo sabía, refleja la fiscal, porque hablaban del colegio, del curso que estudiaba y de su perfil de Facebook, donde figura su edad. Los encuentros entre ambos se realizaron durante más de un año con una frecuencia de una o dos veces por semana. A cambio, el menor recibía dinero (la primera vez, 45 euros) o tabaco. En una ocasión, sigue la fiscal, el acusado “sugirió” al menor que podía traer a un amigo, manteniendo relaciones con los dos, que recibieron 100 euros. El otro menor tenía 13 años.

Al segundo acusado, de 51 años, la fiscal solicita 27,6 años de cárcel. Al igual que el primer procesado, contactó con el menor de 14 años a través de una aplicación de internet y acordaron mantener relaciones sexuales a cambio de entre 25 y 30 euros o tabaco. Así lo hicieron durante más de un año, entre enero de 2017 y principios de 2018. También quedó en una ocasión con el menor de 13 años, con el que tuvo un encuentro a cambio de 50 euros.

Con respecto al tercer acusado, de 45 años, se enfrenta a una pena de 13,6 años de cárcel. Asimismo, contactó por la misma vía con el menor de 14 años y acordaron mantener relaciones a cambio de dinero o tabaco. El acusado recogía al menor en la estación de autobuses de Pamplona y de allí se iban a un descampado.

Como consecuencia de estos hechos, concluye la fiscal, el menor presenta un trastorno de personalidad límite con inestabilidad afectiva, relaciones interpersonales erráticas, baja autoestima y cierta hostilidad impulsiva.

TE RECOMENDAMOS
  • 1