Pero... ¿qué hora es en Pamplona?

14 jun 2019 / 21:14 H.

Relojes urbanos que siguen dando a conocer el horario de invierno. Un error que no dificulta la vida diaria de nadie, pero que llama la atención

NOELIA GORBEA / DIARIO DE NAVARRA

Pamplona, una ciudad asentada que pone voz propia a la capitalidad de la Comunidad foral. No obstante, cuando uno pasea con algo de atención por sus calles o conduce por las arterias principales de la urbe puede pensar que se ha trasladado momentáneamente a las islas Canarias. Evidentemente no en el clima, sino en lo referente al huso horario. El conocido enunciado ‘una hora menos’ se hace fuerte estos días.

Decenas de relojes callejeros, de los que también informan de la temperatura en tiempo real, todavía siguen manteniendo el horario de invierno. Un cambio que se produjo el pasado domingo 31 de marzo y que parece ser no ha llegado todavía a algunos de estos grandes aparatos. Es decir, dos meses y medio después de haber convenido que las horas de sol deben ser aprovechadas al máximo en pro del ahorro de energía, estos referentes urbanos ‘confunden’ a su paso por la ciudad.

Y como muestra un botón. De ahí que entre los ejemplos que se pueden encontrar están los ubicados en la avenida Zaragoza, Príncipe de Viana o en la plaza de la Paz, por citar algunos. Un error que en numerosas ocasiones ha pasado desapercibido incluso para quienes transitan a diario por las inmediaciones.

El reloj ubicado en las inmediaciones de la sede de Policía Foral mantiene un ‘desbarajuste’ de prácticamente seis horas

“Anda, pues ahora que lo dices...”. Fue una de las frases que se escuchaban este viernes al ser preguntados en plena calle diversos ciudadanos al azar en un momento imprevisto. “No me había dado cuenta, pero es que siempre voy con prisa”, se justificaba Marcos Díaz de Cerio, quien trabaja en el centro de Pamplona.

Pero pese a los despistados, siempre hay personas que están ojo avizor. “Yo sí me había dado cuenta, pero no sabía muy bien a quién llamar, porque no sé si será cosa del Ayuntamiento”, se cuestionaba Imanol Apesteguía. “Mi madre vive en Yanguas y Miranda y paso al menos dos veces por semana, era fácil”, añadía a modo de explicación.

Hasta 6 horas menos

Otro de los indicadores que marcan un desfase horario de 60 minutos es el reloj que da la hora a la altura del Seminario de Pamplona. El fallo parece no alarmar a los conductores, quienes tienen asumido el error, quizá porque la temperatura siempre es uno o dos grados menor al resto de termómetros de la ciudad. “Como ya sabes que es así, apenas te das cuenta. Es como si tu mente lo obviara”, contaba Raquel Salcedo en la mañana del martes.

De cualquier manera, el reloj que más llama la atención es el ubicado en las inmediaciones de la sede de Policía Foral. En este caso, existe un ‘desbarajuste’ de prácticamente seis horas con respecto a la realidad. Es, por tanto, un fallo que trae cola, ya que como queda patente, no se ha quedado atrás en el horario de invierno. “Es una pasada y ni siquiera me había dado cuenta”, suspira Jorge Latasa desde una gasolinera cercana.