El PSN presidirá el Parlamento y quiere que Bildu no esté en la Mesa

14 jun 2019 / 21:14 H.

Bildu intenta que Geroa le apoye para poder contar con uno de los cinco puestos que la Cámara elegirá el miércoles

BEATRIZ ARNEDO / DIARIO DE NAVARRA

El miércoles se constituye el Parlamento de Navarra que los ciudadanos eligieron el pasado 26 de mayo. La primera tarea de los 50 parlamentarios será elegir a la persona que presidirá la Cámara esta legislatura y a los otros cuatro miembros de la Mesa que dirigirá la institución. En esa elección se pondrá a prueba la relación entre el PSN y los que quiere que sean sus socios de gobierno, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

Los socialistas ya anunciaron que quieren un pacto en la Mesa que lleve a ellos y a sus socios a estar en la misma y que intentarán negociar al inicio de la semana que viene. El reparto que plantean los socialistas dejaría fuera a EH Bildu. El grupo de Adolfo Araiz intenta que sus antiguos aliados del cuatripartito, especialmente Geroa Bai, no le dejen fuera de este órgano. Será un pulso que el PSN espera ganar para poder mostrar, como quiere hacer este sábado en los ayuntamientos, que no ha llegado a acuerdo alguno con EH Bildu.

Los socialistas, que la pasada legislatura se quedaron sin cargo en la Mesa, optan ahora a presidir el Parlamento. Un acuerdo con Geroa Bai, Podemos e I-E les daría 23 votos, suficientes para tener la presidencia, ante la imposibilidad de que haya un candidato alternativo con más votos, algo que sólo sería posible si Navarra Suma (20 parlamentarios) y Bildu (7) votaran juntos a otra persona.

Luego habrá una votación para elegir a los dos vicepresidentes. Serán los dos más votados. Lo mismo ocurrirá cuando se vote a los dos secretarios. Por ese motivo, Navarra Suma, con sus 20 votos, tiene garantizado un vicepresidente y un secretario.

El otro vicepresidente, si hay un acuerdo del PSN y sus socios, los 23 parlamentarios, sería de Geroa Bai.

El otro secretario, si hay acuerdo, sería de Podemos, pero ese partido insiste en que con 2 escaños no depende de ellos. Bildu quiere esa secretaría, y ha pedido a Geroa Bai su apoyo para tenerla. Los nacionalistas sumarían 16 votos, suficientes para decidir esa 2ª secretaría.

Comptos iniste en pedir más control del dinero que reciben los grupos

La Cámara de Comptos, institución navarra que fiscaliza la gestión pública, ha vuelto a insistir en la necesidad de establecer un procedimiento de control de las percepciones económicas que reciben los grupos parlamentarios. Apunta la posibilidad de que se pida a estos grupos que presenten una contabilidad específica de las subvenciones que reciben “para comprobar la correcta utilización de las mismas”.

Comptos afirma que en enero de 2018 la Mesa que dirige el Parlamento aprobó una subida del importe de las asignaciones que cobran los grupos y que ascendieron el año pasado a un total de 2,88 millones de euros. No es la primera vez que el órgano fiscalizador realiza esta petición a la Cámara.

Estas subvenciones que reciben los grupos constituyen la principal fuente de financiación de los partidos navarros. A ese dinero se añade el destinado a las retribuciones a los parlamentarios (salarios y dietas).

Geroa Bai condiciona el pacto con el PSN a lo que ocurra este sábado

Segunda advertencia pública en una semana de Geroa Bai al PSN. El portavoz de la coalición nacionalista, Koldo Martínez, afirmó este viernes que lo que pase este sábado con la constitución de los ayuntamientos “marcará lógicamente” lo que ocurra con el Gobierno de Navarra.

El grupo de Uxue Barkos y el PNV ha reclamado con insistencia el apoyo socialista para no perder la alcaldía del Valle de Egüés. También le ofreció un acuerdo para seguir gobernando en Zizur Mayor, donde el PSN ha anunciado que se abstendrá.

El hecho es que PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra no han llegado a ningún pacto conjunto en los ayuntamientos. Y la postura de los que quiere que sean sus socios de gobierno ha dejado al PSN sin las alcaldías de Berriozar y de Ansoáin.

El PSN ya anunció que este sábado no votará a candidatos de Navarra Suma ni de Bildu y que en sus actuaciones contará con el criterio de sus respectivas agrupaciones locales.

Ayuntamientos y Parlamento

Habrá que esperar a que pase este día para saber cómo van a quedar de tocadas o no las relaciones de los que quieren formar parte del futuro Ejecutivo navarro.

El siguiente paso, como se señala en la información de esta misma página, será negociar la Mesa del Parlamento, algo que deben resolver antes del miércoles a las 11 de la mañana, y para lo que el PSN quiere contar con el acuerdo de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

A partir de ese momento, y si los cuatro grupos han sobrevivido a esas negociaciones, se retomarán los contactos para intentar un pacto de gobierno, empezando por consensuar un programa para la legislatura y, después, por concretar cómo se articularía ese acuerdo, si en un Ejecutivo de coalición, como quiere Geroa Bai, u otra fórmula.

EH Bildu: “Todo se verá”

No obstante, hay que recordar que en ese nuevo cuatripartito el PSN contaría con 23 parlamentarios de 50 para la investidura de su candidata María Chivite, a falta de 3 para tener mayoría.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, afirmó este viernes que no apoyarán a la candidata del PSN a la presidencia del Gobierno navarro. “En ningún caso le vamos a dar los votos a María Chivite, porque el Partido Socialista ni siquiera quiere hablar con nosotros. Es ella quien debe decir si tiene interés en hablar con nosotros”.

Así lo afirmó Otegi en Radio Euskadi. Sin embargo, hay que recordar que si Chivite llega a un acuerdo para su investidura con Geroa Bai, Podemos e I-E no necesitaría el voto de EH Bildu, le bastaría con su abstención. En ese punto, la coalición sigue sin aclarar nada. “Todo se verá”, respondió este viernes su portavoz en Navarra, Bakartxo Ruiz, cuando le preguntaron los periodistas. “A partir de estos próximos días y a lo largo de las próximas semanas iremos tomando nota y adoptando las decisiones que conjuntamente con nuestra militancia y base social veamos oportunas”, dijo la parlamentaria de Bildu.

La que sigue sin pronunciarse es Chivite, quien se limitó a decir a los periodistas que “no hay novedades de nada”. Chivite, Javier Esparza, de Navarra Suma, y el resto de políticos navarros coincidieron en la toma de posesión del nuevo rector de la UPNA, Ramón Gonzalo.