Los niños también disfrutan con la escalada

H.

Más de un centenar de participantes, de hasta 12 años, en la primera jornada del ‘Sock&Block’ este domingo en BiHatz

J.J. IMBULUZQUETA / DIARIO DE NAVARRA

A pesar de la imagen de riesgo que muchas veces se proyecta, y aunque es cierto que siempre hay un margen de error que puede provocar una caída, la escalada no es un deporte tan peligroso como puede parecer si se practica con conocimiento y los materiales adecuados. Y menos aún en el caso de la escalada deportiva que se realiza en rocódromos.

Eso es algo que pudieron comprobar los asistentes a la primera de las tres jornadas de la segunda edición del torneo ‘Sock&Block’, celebrada el pasado domingo por la mañana en las instalaciones de BiHatz y que tuvo como protagonistas a 88 niños y niñas de entre 5 y 12 años (60 de ellos en la categoría de sub 10 y 28 en la sub 12).

La gran mayoría de ellos disfrutó de una intensa mañana en la que treparon por las las diez vías preparadas para la ocasión en una competición de escalada dificultad (con cuerda). Algunas de ellas en el estilo top-rope, de segundo, es decir con la cuerda de seguridad ya pasada por los seguros de la reunión final y en otras, las menos, teniendo que escalar de primero, pasando la cuerda por los distintos seguros intermedios.

Sin embargo, éste sólo fue un primer paso para los jóvenes deportistas -llegados de localidades como Pamplona, Ansoáin, Villava, Estella o Sangüesa y otras del País Vasco- ya que, el formato de este torneo, hace que los competidores en las distintas categorías también tengan que afrontar una jornada de escalada en bloque (sin cuerda) que tendrá lugar el 13 de abril también en el mismo escenario del polígono de Landaben.

Entre ambas, el 9 de marzo, el rocódromo de Ansoáin (Idaki) acogerá una jornada de escalada de dificultad para las categorías a partir de la sub14 hasta la de veteranos.