La alcaldía de Pamplona, pendiente este sábado de los votos de Bildu y PSN

H.

Asiron (Bildu) dijo que insistirá hasta el último minuto para llegar a un acuerdo con el PSN. Maya (Navarra Suma) pidió a la socialista Esporrín que se abstenga en la votación

A.O. / DIARIO DE NAVARRA

Poco después de las 6 de la tarde de este sábado los pamploneses saldrán de dudas y se conocerá quién estará al frente de la alcaldía de la capital durante los próximos 4 años, un nombre que de momento está en manos de lo que decidan los concejales de Bildu y los socialistas. Si, como parece y llevan anunciando desde que se celebraran las elecciones el pasado 26 de mayo, ambos grupos mantienen su palabra y cada uno vota a su candidato, el futuro alcalde de Pamplona será Enrique Maya (Navarra Suma), por encabezar la lista más votada y haber obtenido 13 concejales de 27.

El actual alcalde, Joseba Asiron (Bildu), cuyo grupo estará conformado por 7 ediles, volvió este viernes a pedir el apoyo del PSN (5 concejales) para continuar al frente del consistorio, aunque también confesó que ni siquiera cuenta con seguridad con los 2 votos de Geroa Bai que le ayudarían a obtener la mayoría absoluta de 14 votos. En la segunda convocatoria de esta semana ante los medios de comunicación, Asiron dijo que insistirá hasta un minuto antes de las seis de la tarde de este sábado para lograr el apoyo socialista.

Pero Maite Esporrín, la candidata del PSN a la alcaldía, ya ha anunciado por activa y pasiva que no dará sus votos a Bildu, con quien ni siquiera ha querido reunirse desde que se conocieran los resultados electorales. La consigna es que los 5 concejales socialistas voten a su candidata Esporrín.

Ante esta situación la única posibilidad que Bildu tiene de conseguir su objetivo y evitar que Maya vuelva a sentarse en el sillón de la alcaldía, pasa porque los 7 concejales de Bildu voten también a Esporrín y que lo hagan igualmente los 2 ediles de Geroa Bai. Una posibilidad que no se contempla entre las que ha barajado Bildu estas últimas semanas, donde cualquier alternativa a que Navarra Suma vuelva al equipo de gobierno pasa porque el alcalde sea Asiron, por ser la segunda fuerza más votada.

Es precisamente ese posible cambio de postura de Bildu ofreciendo a última hora y por sorpresa su apoyo a la socialista, lo que llevaba este viernes al regionalista Enrique Maya a pedir a Esporrín que no opte a la Alcaldía esta tarde y que su grupo se abstenga porque “sería dejar claro que no quiere el apoyo de Bildu y que ve lógico que gobierne Navarra Suma como lista más votada”, señaló.

En declaraciones a los medios, Maya pidió al PSN este viernes “que recapacite, permita que yo sea el alcalde como lista más votada y, a partir de ahí, yo ya no pongo límites para conseguir posibles acuerdos con el Partido Socialista”. Dijo también que si finalmente es elegido alcalde su intención seguirá siendo la de “insistir en llegar a acuerdos presupuestarios, a acuerdos de sacar adelante proyectos que compartimos, que yo diría que son el 90 por ciento. “Yo lo que haré es hablar y hablar con el PSN para intentar sacar adelante los próximos presupuestos y siempre alejado de EH Bildu”, señaló.

Un colectivo afín a Bildu pidió manifestarse durante el pleno de este sábado cuando todavía no estaba convocado

Cuatro días antes de que el Ayuntamiento de Pamplona comunicara oficialmente el cambio de hora del pleno de investidura de este sábado, de las 12 a las 18 horas, una asociación ciudadana afín a Bildu ya había solicitado en la Delegación del Gobierno modificar la hora de la concentración que tenía previsto convocar por la mañana en la Plaza Consistorial, para así hacerla coincidir con la celebración del pleno por la tarde.

Pese a este cambio y del visto bueno que la citada concentración ha recibido de la Delegación del Gobierno de Navarra, un informe del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona ha obligado a restringir el horario de la convocatoria que iba a tener una duración de 4 horas (desde las 16 a las 20 horas) a una (de 16 a 17 horas), por lo que probablemente no se celebrará. El motivo esgrimido es el Festival Internacional de Bandas que estos días tiene su sede en Pamplona y que este sábado recorrerá varias calles del Casco Antiguo.

La autorización de esta concentración de apoyo a Bildu en la Plaza Consistorial ha impedido que los regionalistas de UPN puedan concentrarse en el mismo lugar, tal y como lo habían solicitado, debido a que su petición de cambio de hora, al contrario que la del colectivo ciudadano, llegó a la Delegación del Gobierno unos días más tarde, cuando el consistorio hizo oficial que el pleno de investidura se cambiaba a la tarde del sábado.

Solicitudes a la delegación

El auténtico baile de peticiones, modificaciones y autorizaciones para utilizar este sábado la Plaza Consistorial como antesala del pleno de investidura comenzó el pasado 29 de mayo. Ese día UPN solicitó en la Delegación del Gobierno autorización para celebrar una concentración con motivo de la “Constitución del nuevo ayuntamiento de Pamplona” para la mañana de este sábado 15 de junio.

Los regionalistas se adelantaban así a una convocatoria oficial que el consistorio hizo pública unos días más tarde, el 4 de junio, cuando a través de un saluda del alcalde se envió a los concejales la invitación para la sesión de investidura para las 12 horas de este sábado sábado.

Ese mismo 4 de junio se recibió en la Delegación del Gobierno otra petición, esta vez de una “asociación ciudadana”, para celebrar una concentración de “Protesta y petición de continuidad del ayuntamiento del cambio” para el sábado 15 entre las 9.30 y las 13.30 horas.

Mientras ambas peticiones estaban pendientes de respuesta por parte de la Delegación del Gobierno, el 6 de junio Protocolo del ayuntamiento envió un correo a los concejales para explicar que, debido a un error, la invitación del día 4 quedaba “sin efecto a la espera de la convocatoria oficial” del pleno de investidura.

El cambio de hora

El mismo día que el consistorio anulaba la invitación, la asociación vecinal de apoyo al actual gobierno de Bildu presentaba en el registro de la Delegación del Gobierno una petición para modificar el horario de la concentración a las 16 horas del sábado y con la misma duración, 4 horas.

Se adelantaba así a la nueva invitación oficial que desde Protocolo se cursó el 10 de junio, ahora ya sí convocando el pleno de investidura a las 18 horas, y por lo tanto coincidiendo con el horario de la concentración.

Al conocer el nuevo horario UPN pidió en delegación trasladar su acto en la Plaza Consistorial a la tarde, pero la asociación ciudadana se le había adelantado y al resultar “del todo incompatible”, no se le ha autorizado.

Al expediente se sumaba un documento más el 7 de junio, un informe del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, dependiente de la concejal de Geroa Bai Itziar Gómez. En él se alude al Festival Internacional de Bandas que se celebra en Pamplona esta semana y cuyos recorridos para este sábado incluyen la Plaza Consistorial durante el horario anunciado para la concentración. Por este motivo la Delegación del Gobierno ha propuesto reducir la duración de la concentración a una hora, entre las 16 y las 17 horas.

TE RECOMENDAMOS
  • 1