Hora de decidir: agrio o dulce

H.

El Helvetia recibe este domingo a las 12:30 al Alcobendas, equipo colista que ya le ganó en octubre. El equipo navarro puede revertir el recuerdo y llegar a los 20 puntos en el día en el que se presenta su base

MARTA MARTÍN / DIARIO DE NAVARRA

Fue una de las derrotas más sufridas de la temporada. Al Helvetia le llegaba la visita a Alcobendas como un regalo dulce tras un complicado inicio de temporada, en el que el conjunto navarro se enfrentó a equipos punteros. El recién ascendido sólo había ganado un partido hasta la fecha, y Anaitasuna se llevó a Madrid el cartel de favorito. Sin embargo, el dulce se tornó en un sabor más amargo de lo esperado. El Helvetia se metió de lleno en la pelea por evitar el descenso tras caer en Alcobendas. Este domingo es el día de revertir aquel recuerdo. El conjunto navarro recibe al club madrileño, ahora colista, a las 12.30 horas.

El día lo tiene todo para que sea una fiesta del balonmano, con la presentación de los equipos de la base (unos 450 jugadores) en el pabellón desde las 11 horas. Sin embargo, todo dependerá del resultado final ya que, si el Helvetia se lleva los dos puntos, llegará a los 20, una cifra que le libraría virtualmente del descenso y en la que el técnico del equipo Iñaki Ániz está incidiendo en las últimas semanas.

Que el choque se dispute en el pabellón Anaitasuna es, en esta ocasión, un punto a favor del que el Helvetia tiene que sacar petróleo. El Alcobendas, que ascendió este curso a Asobal y mantiene prácticamente la plantilla de Plata, aún no ha puntuado fuera de casa. Pero, por otro lado, de los seis puntos que tiene (tres victorias), dos fueron conseguidos a costa de Anaitasuna.

Para evitar la debacle de la primera vuelta, el técnico navarro Iñaki Ániz, cuenta con todos sus jugadores disponibles, incluidos el extremo Carlos Chocarro y el central Ibai Meoki, que regresan a la convocatoria después de descansar en el partido de vuelta de la Copa del Rey ante el Bidasoa.

Una vez de caer en ella, la Liga Asobal es la única competición a la que se enfrentará el Helvetia hasta el próximo 25 de mayo, pero, para sobrellevar los próximos siete encuentros sin presión, el conjunto navarro tiene este domingo en su mano conseguir la permanencia en la máxima categoría del balonmano nacional, precisamente ante un conjunto casi sentenciado pero contra el que no se puede confiar para acabar, por fin, con un sabor dulce: el de la victoria.

Ániz “Conviene tener la derrota de la primera vuelta bien presente”

El entrenador del Helvetia Anaitasuna, Iñaki Ániz, está centrado en conseguir este domingo la virtual salvación. “Para nosotros es un partido a vida o muerte porque supondría dejar al Alcobendas ahí abajo. Nuestra idea es hacer el mejor partido posible, pero va a ser un rival difícil porque cada vez le van quedando menos oportunidades. Está jugando bien, con criterio, sacando rendimiento a lo que tiene. Nos pondrá el partido difícil.Conviene tener bien presente la derrota de la primera vuelta, allí aprovecharon al máximo sus armas. Fue más que dolorosa. Si venimos pensando que les vamos a meter una goleada, nos equivocamos plenamente”.