Cuando llegar a 22 te salva la vida

H.

Altuna-Martija suman su tercer punto tras remontar a Ezkurdia-Galarza 22-15

LUIS GUINEA

Diario de Navarra

Con una vuelta entera por delante había mucho en juego en el Labrit. Tanto que sobre quien no llegara a 22 se ibana ceñir negros nubarrones de futuro. Y quien lo lograra, que fueron Altuna III-Martija, aún les queda un resquicio de esperanza. Relativo, porque deberán ganar al menos cuatro partidos de los seis que restan.

En el Labrit jugaban ayer sus pelotaris, también sus cabezas. Arrancaron con poder Ezkurdia y Galarza, que sembraron dudas en Altuna y Martija al ver a los rivales ponerse al frente del luminoso. Tras cinco derrotas consecutivas, como arrastraban los colorados, la cabeza comenzaba a trabajar, y no para bien. Pero los azules también tenían su punto de preocupación. Ladis Galarza daba las de cal y arena. Tan pronto soltaba un cañonazo atrás (1-3) como en los cuatro tantos siguientes encajaba un saque y marraba tres pelotas.

Joseba Ezkurdia comentaba en el vestuario que no se sintió bien. Le faltaron fuerzas, se vio sin chispa. Quizá porque esta semana ha pasado un buen catarro. Al de Arbizu le tocó estar en todas partes. Tapar agujeros del cinco, y del cuatro y medio. Eso ybuscarle las cosquillas al ataque a Altuna es casi un imposible.

UN 10-0 DE PARCIAL

Los azules se habían colocado con un 8-11 favorable, que lo compiño Jokin Altuna dibujando una voleíta al txoko. Su primer tanto hecho del partido no había llegado hasta el 9-11, todo un síntoma.

Se fue el de Amezketa al cestaño, encontró la pelota que buscaba, y le dio la vuelta al partido con un parcial rojo de 10-0 que lo cambió todo.

TE RECOMENDAMOS
  • 1